CÓMO EVITAR INCENDIOS EN CASA: PREVENCIÓN DE SINIESTROS POR FUEGO

Nuestro hogar es el lugar en el que habitualmente nos sentimos más protegidos y donde encontramos la paz y el descanso tras la jornadas de trabajo. Si embargo, si nos descuidamos, podemos sufrir accidentes y el fuego es peligroso. Por eso, con esta guía queremos recordarte qué debes hacer para evitar incendios en casa.
 

Principales causas de incendios domésticos

Son varias las posibles causas, algunas son muy evidentes o fáciles de controlar, pero otras debemos hacerlas presentes para poner medidas. Muchos de nuestros hábitos e incluso los aparatos electrónicos que solemos tener por casa, constituyen un peligro para nuestra protección contra incendios. De hecho, los incendios domésticos son mucho más habituales de lo que puedas pensar.

La electricidad

El sobrecalentamiento de enchufes, tomas de corriente y los fusibles fundidos pueden iniciar un incendio. Hay que poner especial atención a los aparatos de calefacción, especialmente en las unidades que irradien calor (como calefactores, radiadores de resistencias o pequeñas estufas) y su colocación dentro de la casa.

Para evitar incendios inesperados, es importante que vigiles no ponerlos cerca de muebles u objetos textiles como cortinas y no cubrirlos nunca con ropa.

Te recomendamos la instalación de disyuntores

Hay un elemento que puede atenuar estos peligros. ¿Qué son los disyuntores? Pues bien, un disyuntor es un interruptor automático que corta el paso de la corriente ante determinadas circunstancias para proteger a las personas y los dispositivos eléctricos.

Además, te instamos a revisar con regularidad el cableado de la casa para descartar cualquier posible señal de alerta que conduzca a un cortocircuito. Fuentes lumínicas como las tradicionales luces de árbol de Navidad pueden ser el origen de un corto circuito, con el problema añadido de que pueden inflamarse si se sitúan cerca de una fuente de calor. Es por ello, esta solución puede ser de bajo coste y gran utilidad.

Cigarrillos

La mayoría de los incendios originados por cigarrillos se producen al no apagar de manera correcta el cigarrillo o bien por despistes y un uso inadecuado del cenicero.

Como ya hemos indicado el cigarrillo ha sido origen de un altísimo porcentaje de sucesos relacionados con el fuego.

Si en tu hogar sois fumadores, o no consigues ganar la guerra contra el tabaco, procura que los fumadores utilicen correctamente los ceniceros e ínstalos a que se aseguren de que el cigarrillo está correctamente apagado. Puedes  colocar ceniceros con un poco de agua que garanticen la extinción total del humo.

Además, abstenerse de fumar en lugares como sillones, sofás o camas, ya que un descuido o una cabezada a destiempo puede provocar un fuego en cuestión de segundos.

 

 

Líquidos inflamables

A menudo almacenamos en casa productos combustibles que deben ser objeto de una gran atención a la hora de su manipulación y almacenamiento. En ocasiones, esta falta de cuidado se debe al propio desconocimiento pero productos como pinturas, lejía, gasoil o pegamentos deben estar debidamente conservados.

Es de suma importancia evitar el almacenamiento de productos inflamables cerca de fuentes de calor que puedan propagar rápidamente un incendio o la inhalación de gases tóxicos.

 

Velas

La colocación de velas, a menudo con la intención de dotar de un ambiente cálido en una cena con amigos o familia, puede acabar en tragedia, especialmente si las desantendemos. Sólo es necesaria una pequeña llama para que de en un soplo de aire el fuego se propague avivado por un producto combustible o al prender en una cortina o mantel.

No te decimos que dejes de usarlas, por supuesto, si no que te asegures de que dejas colocadas las velas en una superficie estable y sólida. Evita que los niños tengan acceso a ellas y aléjalas de materiales como el papel o las telas, que son materiales de combustión rápida. En general, evita que los pequeños de la casa consideren el fuego como parte de sus juegos. Mantenlos alejados de los encendedores o los fósforos y edúcales al respecto.

Y por supuesto, nunca dejes velas encendidas si te vas de casa o vas a dormir.

 

La Cocina

Una buena parte de los incendios que se producen habitualmente en el hogar suceden en esta habitación. En este lugar suelen conjugarse varios elementos y factores de alto riesgo para que se origine un incendio: productos inflamables, fuentes de calor, salpicaduras que caen sobre el fuego, multitud de electrodomésticos, etc.

Si quieres evitar los incendios en casa, es muy aconsejable la utilización de detectores de humo, un dispositivo barato, sencillo de instalar y de usar, así como sprinklers o rociadores.

Áticos, sótanos y garajes son también espacios susceptibles de ser foco de incendios por el tipo de elementos que en ellos se almacena y el estado de conservación que presentan en ocasiones los cables y cajas eléctricas de estas estancias.

En caso de que llegue a producirse un conato de incendio, las actuaciones iniciales deben orientarse a tratar de controlar y extinguir el fuego rápidamente, utilizando los agentes extintores adecuados.

Fíjate bien en el cableado de todos tus aparatos en la cocina y revisa que no estén sueltos o dañados. No eches agua sobre una sartén en llamas. Coloca un trapo mojado para apagar el fuego en estos casos. Asimismo, si cocinas con gas, cerciórate de que tu aparato no contiene ninguna fuga.

AnteriorPosterior

 

Prevención y actuación ante incendios domésticos

Toda precaución es poca, por eso, además de todas estas recomendaciones, para evitar incendios en casa te aconsejamos que:

  • Planifiques una forma de escapar del fuego dentro de tu casa y practícala con tu familia al menos 2 veces al año.

  • Instala alarmas de humo en cada planta de tu casa – incluido el sótano- y comprueba sus pilas o carga cada mes.

  • Duerme con la puerta cerrada.

  • Considera la instalación de splinkers o rociadores en tu hogar.

  • Si el fuego es un hecho, gatea o arrástrate por debajo del humo hasta la salida: si el humo bloquea la puerta o la primera vía de escape, usa la vía secundaria.

Si aún debes poner en normativa, de acuerdo al RIPCI, alguno de los equipos con los que cuentas o necesitas poner los sistemas necesarios para conseguir los permisos o licencias.

GRUPO GESTRAD FINCAS le informa  que para una buena  previsión contra incendios,  debe tener presente los siguientes puntos:

  Instalación y mantenimientos de sistemas de prevención y detección de incendios como extracción de humo y  mantenimiento de equipos contra  incendio.

Manguera contra incendios